Planta de PRoduccion Florida Bebidas

Después de determinar cómo el Gobierno genera dinero, expuesto en el podcast “Las fuentes de financiamiento del Gobierno”, es importante preguntarse en qué gasta.

En primer lugar, el Gobierno debe cubrir los bienes y servicios necesarios para su operación básica. Entre los servicios más relevantes, como uno de los grandes empleadores de la economía, se encuentra la remuneración de sus empleados, tanto por concepto de salarios como de cargas sociales.

El Gobierno también es responsable de realizar transferencias a sus instituciones públicas, así como a sus órganos desconcentrados con el objetivo de fondear sus necesidades y programas sociales. En este rubro destacan los desembolsos que realiza el Gobierno por concepto de pensiones que tienen cargo a su presupuesto, así como al Fondo Especial para la Educación Superior.

También como consecuencia de sus operaciones, el Gobierno debe cubrir la adquisición o producción de bienes duraderos, destinados a un uso intensivo en el proceso de producción durante un largo período de tiempo, es decir su inversión.

Por último, una vez adquirido el endeudamiento, el Gobierno debe considerar dentro de sus gastos el pago de intereses ,así como el monto inicial solicitado en préstamo o amortización.

En el caso del Gobierno Costarricense, particularmente para el cierre de 2019, las cifras muestran que las transferencias representaron un 45.2% del total de su gasto. En segundo lugar, las remuneraciones se ubicaron en un 34.15%. Ganando terreno a un paso acelerado, los intereses representaron un 19.3% del total. Por su parte, el gasto en bienes y servicios e inversión, representaron un 2.9% y un 0.8%, respectivamente.

Planta de PRoduccion Florida Bebidas

En este video Giancarlo Donato, Gestor de Negociación, le explica cuales son las fuentes de financiamiento del Gobierno.

Planta de PRoduccion Florida Bebidas

Los efectos de la pandemia, parciales durante el primer trimestre del año, se percibieron en su totalidad en los meses de abril, mayo y junio. En su documento “Perspectivas en tiempos de incertidumbre” Mercado de Valores explicó que el impacto sobre el crecimiento vendría de tres frentes: un menor consumo de los hogares, una menor inversión en capital fijo y un deterioro significativo de las exportaciones de servicios. Esto es evidente en las últimas cifras presentadas por el Banco Central.

El sector externo también refleja el impacto de la pandemia, con un significativo déficit de cuenta corriente que no pudo ser cubierto por la inversión extranjera directa.

Por su parte, las finanzas públicas, afectadas por la menor actividad económica y la necesidad de alivio fiscal para enfrentar los tiempos de crisis, continúa siendo la mayor debilidad de nuestra economía.

Partiendo de esta compleja realidad, la inflación ha sido contenida y baja, lo que ha permitido que el Banco Central mantenga una política monetaria flexible, es decir altos niveles de liquidez en la economía y bajos niveles de tasas de interés.

Para profundizar en este tema haga click en el siguiente link.

El reflejo de la Pandemia sobre la Economía local

Planta de PRoduccion Florida Bebidas

Como se explicó en el podcast “Puntos clave de la propuesta para el Fondo Monetario Internacional” el Gobierno anunció una serie de medidas fiscales de carácter permanente, tanto para los ingresos como los gastos del Gobierno. Dos medidas, en particular, están asociadas al impuesto del Valor Agregado (IVA). No está de más recordar que este fue aprobado desde 2018 en el marco de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas y comenzó con una aplicación gradual desde mediados de 2019.

De hecho, las acciones que se explican a continuación estaban contenidas en dicha ley.

La primer se refiere al cobro del IVA en los servicios digitales fuera del Costa Rica como Netflix. Esto era evidente desde el artículo uno de la ley, que definía los objetos del impuesto. A partir del 01 de octubre de 2020 iniciará el cobro del 13%. Lo mismo aplicará a la adquisición de bienes intangibles (sin materia) que efectúen consumidores a un proveedor domiciliado fuera de Costa Rica, para ser utilizados o consumidos en el país.

La segundo se refiere al cobro del IVA a la canasta básica y su devolución al 20% de la población con menores recursos. Desde el 01 de julio de aplica este tributo con una tasa del 1.0%. Según la Ley de Fortalecimiento, a partir del 2022 se devolverá el monto tributado a quienes se encuentren en pobreza o pobreza extrema. El Impuesto al Valor Agregado mantiene carácter regresivo, es decir no diferencia entre los ingresos de las personas y se aplica a todos por igual. La devolución planteada busca atenuar ese efecto. Si bien la devolución del IVA implica una salida de dinero para el Ministerio de Hacienda, el efecto de la recolección del 1% a la canasta básica sigue siendo positivo y generaría nuevos recursos.

Planta de PRoduccion Florida Bebidas

Las medidas asociadas al Impuesto al Valor Agregado (IVA) en la propuesta para la negociación con el Fondo Monetario Internacional, representan la mitad del aporte de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas contenido en esta iniciativa. Del lado del gasto del Gobierno y con acciones de carácter permanente se encuentra la Regla Fiscal.

La Regla Fiscal determina un límite para la política fiscal realizada por un país. En el caso de Costa Rica, se determina un máximo de crecimiento del gasto, en dependencia del crecimiento económico del país y de su nivel de endeudamiento. La aplicación de la regla permitirá al Gobierno un ahorro por los recortes presupuestarios, así como mayor flexibilidad de su gasto en cuanto destinos específicos.

Como parte de aplicación de la Regla Fiscal se determinó que cuando la deuda alcanzara un 60% del Producto Interno Bruto- situación ya alcanzada este año y reflejada el nivel de 67% del PIB del mes de agosto- no se realizarán incrementos por costo de vida (inflación) en el salario base, ni en los demás incentivos salariales. Estos no podrán ser reconocidos durante la duración de la medida o de forma retroactiva. A esto se debe sumar que el 01 de octubre fue aprobado, en primer debate, en la Asamblea Legislativa el proyecto de ley que suspende el pago de anualidades a empleados públicos en los próximos dos años.