Recursos

Soy inversionista ¿cuáles son mis derechos? Comunicación como base de la relación con mi asesor 

En una relación de inversionista y asesor o empresa asesora de inversión, la comunicación es un eje principal para el desarrollo de la confianza. Por ello, se debe considerar que como clientes hay derechos que debemos hacer valer con el objetivo de fomentar un espacio abierto y de autoconfianza que permita el planeamiento y aceptación de roles y responsabilidades en la relación asesor-cliente.  

Siguiendo con la exposición de sus derechos, en este artículo destacaremos los diferentes ejes relacionados con la comunicación, entre los que destacan: cómo y qué se comunica y desde dónde debe hacer.   

  1. Una explicación a todas las comisiones y cargos a la cuenta, así como la información de estos gastos, los cuales deben ser justos y razonables: Usted tiene el derecho de entender completamente los gastos y comisiones que esté pagando por los productos y servicios de inversión. Esto aplica aun cuando el producto financiero sea tan simple como una cuenta bancaria. El asesor deberá explicarle y mostrar todas las comisiones que estaría pagando basado en un tarifario que aplique a otros clientes similares. Asimismo, tiene derecho a saber el esquema de incentivos de su asesor, de manera que se conozca los conflictos de interés y así se puedan gestionar en la relación. 

 

Es importante resaltar que en esta relación asesor-cliente, la asimetría de las posiciones muchas veces termina siendo “normalizada” y “aceptada” por el cliente en detrimento de su gestión de patrimonio, cuando su principal derecho es acceder a una comunicación fluida, clara y transparente que le permita minimizar esta brecha, de manera que usted pueda tomar decisiones basadas en una información concreta , basada en su realidad y objetivos.  

  1. Comunicaciones claras, precisas, completas y oportunas, que utilicen lenguaje plano y que se presente en formato ajustado a la información: Para entender el desempeño de un producto financiero, desde una cuenta corriente, un seguro, fondo mutuo u otro, usted debe entender la información brindada por el asesor financiero o la empresa. Ante ello, tiene el derecho de recibir comunicaciones electrónicas, escritas, verbales u otras, que tenga valor y relevancia para usted. Si no entiende la información brindada, tiene el derecho de hacer preguntas, solicitar una explicación y atrasar un acuerdo sobre la asesoría, hasta tanto esta no sea de su claridad. La autoconfianza en la toma de decisiones de inversiones radica en entender los riesgos y la generación de beneficios y no en la “promesa” de un rendimiento o un asesor alegando a la confianza que le tiene para invertir en los productos que le muestra.  
  1. Una explicación a todas las comisiones y cargos a la cuenta, así como la información de estos gastos, los cuales deben ser justos y razonables: Usted tiene el derecho de entender completamente los gastos y comisiones que esté pagando por los productos y servicios de inversión. Esto aplica aun cuando el producto financiero sea tan simple como una cuenta bancaria. El asesor deberá explicarle y mostrar todas las comisiones que estaría pagando basado en un tarifario que aplique a otros clientes similares. Asimismo, tiene derecho a saber el esquema de incentivos de su asesor, de manera que se conozca los conflictos de interés y así se puedan gestionar en la relación. 

 

Es importante resaltar que en esta relación asesor-cliente, la asimetría de las posiciones muchas veces termina siendo “normalizada” y “aceptada” por el cliente en detrimento de su gestión de patrimonio, cuando su principal derecho es acceder a una comunicación fluida, clara y transparente que le permita minimizar esta brecha, de manera que usted pueda tomar decisiones basadas en una información concreta , basada en su realidad y objetivos.  

  1. Un entendimiento de mis circunstancias, para que la asesoría se ajuste y base en mis objetivos y restricciones financieras: Los asesores deben basar sus decisiones y recomendaciones en hechos relevantes de sus circunstancias financieras, necesidades y objetivos. La asesoría debería ser fluida y confortable, sino sucede así, tengo el derecho de cuestionar, para entender cómo la asesoría se ajusta a mis circunstancias. Una recomendación para asegurarse que ambos tienen un entendimiento de la asesoría brindada, es solicitar un plan por escrito; en este documento, que será referencia para ambos en futuras conversaciones, debe contener al menos: perfil de riesgo, el objetivo de inversión concreto a seguir, restricciones y las diferentes acciones y compromisos, tanto del asesor como del cliente para un plazo de tiempo.  
  1. Comunicaciones claras, precisas, completas y oportunas, que utilicen lenguaje plano y que se presente en formato ajustado a la información: Para entender el desempeño de un producto financiero, desde una cuenta corriente, un seguro, fondo mutuo u otro, usted debe entender la información brindada por el asesor financiero o la empresa. Ante ello, tiene el derecho de recibir comunicaciones electrónicas, escritas, verbales u otras, que tenga valor y relevancia para usted. Si no entiende la información brindada, tiene el derecho de hacer preguntas, solicitar una explicación y atrasar un acuerdo sobre la asesoría, hasta tanto esta no sea de su claridad. La autoconfianza en la toma de decisiones de inversiones radica en entender los riesgos y la generación de beneficios y no en la “promesa” de un rendimiento o un asesor alegando a la confianza que le tiene para invertir en los productos que le muestra.  
  1. Una explicación a todas las comisiones y cargos a la cuenta, así como la información de estos gastos, los cuales deben ser justos y razonables: Usted tiene el derecho de entender completamente los gastos y comisiones que esté pagando por los productos y servicios de inversión. Esto aplica aun cuando el producto financiero sea tan simple como una cuenta bancaria. El asesor deberá explicarle y mostrar todas las comisiones que estaría pagando basado en un tarifario que aplique a otros clientes similares. Asimismo, tiene derecho a saber el esquema de incentivos de su asesor, de manera que se conozca los conflictos de interés y así se puedan gestionar en la relación. 

 

Es importante resaltar que en esta relación asesor-cliente, la asimetría de las posiciones muchas veces termina siendo “normalizada” y “aceptada” por el cliente en detrimento de su gestión de patrimonio, cuando su principal derecho es acceder a una comunicación fluida, clara y transparente que le permita minimizar esta brecha, de manera que usted pueda tomar decisiones basadas en una información concreta , basada en su realidad y objetivos.  

Comparta esta publicación:

Artículos relacionados